Birth and Parenting Professionals Identify Positive Impact of HUG Your Baby Training

"Teaching for Birth and Beyond: Online Program Incorporated into Birthing and Parenting Certification" is a peer-reviewed article by Jan Tedder, BSN,FNP, IBCLC recently published in the International Journal of Childbirth Education (July 2012 vol. 27 (3):65-68).

Professionals know that parents are eager to assure a safe and informed birth--and also that parents want information on life beyond the birth experience. "How can I be a successful breastfeeding mother?" "How can I understand my baby's body language?" "What do I do when my baby REALLY cries?" "How can I help my baby (and me!) get a good night's sleep?"

Birth and post-partum doulas as well as lactation and childbirth educators are in the perfect position to answer such questions.

Teaching for Birth and Beyond confirms that HUG Your Baby training provides useful tools and techniques to enhance professionals' teachings. This article explores the rationale for teaching about newborn behavior, reviews course content, and presents course evaluations by 110 professionals who completed HUG training in 2011-12.

Among other conclusions, 100% of participants report the following:

  • "This program gave me helpful tools and strategies for teaching parents about newborn behavior."
  • "This online learning format was easy to follow."
  • "I would recommend this course to colleagues."
  • "This course is consistent with and reinforces the vision and mission of my organization (CAPPA)." 

Japanese Nursing Faculty Confirm Benefits of HUG Your Baby

A Japanese colleague, Yoko Shimpuku, PhD, CNM, RN, and I wrote an article that describes the impact of bringing HUG Your Baby to Japan. 

(2013).  HUG Your Baby: Evidence-based support tool for early child rearing.  Japanese Journal of Nursing Education 54(12): 1114-1118.

Since some of you may need to brush up on your Japanese in order to read it, I want to share the content of this article in English! The article includes:
  • A summary of the challenges childbearing families in Japan face today: 
    • decreased fertility rates
    • increased average age of new mothers
    • isolation of young mothers due to decreased proximity of the nuclear family
    • long working hours of fathers
  • Academic background of HUG Your Baby: Based on the research and writings of leaders in the pediatric and child development world including: 
    • Dr. T. Berry Brazelton and his colleagues, Dr. Kevin Nugent and Dr. Edward Tronick
    • Drs. Stella Chess and Alexander Thomas
    • Dr. Mary Ainsworth
    • Drs. Marshal and Phyllis Klaus
  • Components of the HUG Your Baby Program: Innovative and family-friendly language helps parents 
    • observe three newborn "Zones," including the "Resting - sleeping Zones," the "Ready - 'I am ready to eat or play' - Zone," and the "Rebooting - fussing or crying Zone";
    • notice "Body SOSs" (changes in color, movement and breathing) and the "Behavioral SOSs" ("Spacing Out," "Switching Off," and "Shutting Down"), in order to
    • prevent and solve problems around a baby's eating, sleeping crying and parent-child interaction.
  • The feedback received from nurses who completed an evaluation of the HUG Your Baby workshop they attended in Japan.



“Observe, después comparta”

Mariana, una nueva doula enfocada en el postparto, llega a su primera visita domiciliaria con Camila, una nueva madre. Camila tiene 21 años y vive con sus padres mientras su esposo trabaja fuera del país. Su bebé nació de término y saludable. Camila dice “no saber nada acerca de bebés” pero tiene ese brillo que el entusiasmo (y aumento de adrenalina) y la madre naturaleza dan a los nuevos padres.

Mariana da un vistazo a las notas que ha tomado en el taller sobre postparto. Wow, hay tantas cosas que deberían cubrirse en esta importante primera visita. ¿Tienes ayuda mientras tu marido no está? ¿La matrona te contó acerca de ayudar a tu bebé a dormir sobre su espalda? ¿Piensas que el bebé puede ver tu rostro? La cabeza de Mariana da vueltas mientras se pregunta por dónde empezar.

La semana pasada Mariana completó el taller de HUG Your Baby en el departamento de salud, y está entusiasmada de integrar esta información a su trabajo. Ella recuerda que la profesora dijo, “Si alguna vez se sienten confundidos acerca de qué hacer a continuación, solo observen, luego compartan.” La profesora explicó que Observar el comportamiento del bebé y luego Compartir esa conducta con los padres puede crear una conexión importante con los nuevos padres.

Mariana se esforzó mucho en el taller para ganar nuevos conocimientos y habilidades de observación e interacción con recién nacidos. Ella observa al hijo de Camila, Samuel, y comenta “Oh, veo que él está en la Estado de Alerta. Él se ve listo para jugar con nosotras.”

Mariana tiene razón. Los ojos de Samuel están brillantes, su cuerpo está tranquilo, y su respiración es calma y regular. Mientras su madre se estira para tomar su vaso que está en la mesa, Samuel la sigue con su mirada.

“Oh, veo que él te está mirando en este momento,” exclama Mariana. Camila entiende lo que Mariana quiere decir y rápidamente se une al juego. Ella inclina su cabeza lentamente en la otra dirección, y Samuel sigue su rostro. “¡Eres un hombrecito tan inteligente!” Camila se ríe mientras toma en brazos a su hijo.

En ese momento Mariana nota que Samuel empieza a cambiar. Sus ojos comienzan a enfocarse hacia abajo, lejos del rostro de su madre, y se pone un poco pálido. Su barbilla tiembla y su cuerpo se rigidiza un poco. “Oh, ¿crees que ya lo aburrí?” pregunta Camila.

Pero Mariana recuerda rápidamente algo que acaba de aprender en clases. “Oh, no,” explica amablemente. “Samuel solo está mostrando un poco de SOS, o Signo de Sobre-estimulación. Eso es muy normal en recién nacidos. Enfajémoslo por un minuto y veamos que pasa.

Camila se sorprende al ver que al estar enfajado por unos minutos, Samuel es capaz de mirar hacia su madre de nuevo; él incluso se gira en dirección a su madre cuando ella susurra su nombre.


“¡Wow, eres tan inteligente! ¡Voy a cuidarte tan bien!” se ríe. Camila abraza a su bebé mientras Mariana cubre algunas de las preguntas importantes de sus apuntes. Usar la Estrategia HUG Observe, después Comparta con la conducta de este bebé creó un momento de aprendizaje como los que los profesionales anhelan en sus visitas.

Blog de Lactancia maternal HUG

Durante los últimos años, los colegas de HUG Your Baby y yo hemos viajado a veinte países, en seis continentes, haciendo presentaciones, ofreciendo capacitaciones y reuniéndonos con padres y profesionales. Hemos aprendido mucho compartiendo nuestra pasión por los bebés y la crianza de los hijos, y por la lactancia materna como una fuerza que fortalece a las familias y mejora los resultados de la salud pública.

En todo el mundo, las tasas de iniciación a la lactancia materna están aumentando. Parte del crédito de este éxito se debe a las políticas basadas en evidencias promovidas por la Organización Mundial de la Salud y otros grupos nacionales e internacionales. Aún más crédito se les da a los profesionales del parto y la crianza que educan y apoyan a los nuevos padres. Sin embargo, la mayor parte del crédito por el éxito de la lactancia materna recae en los padres de hoy, quienes están mejor informados y más comprometidos que nunca en hacer lo que es mejor para sus bebés, para ellos mismos y para sus comunidades.

Aunque las tasas de iniciación de la lactancia materna están aumentando, las tasas de duración de la lactancia materna en todo el mundo siguen siendo problemáticas. Un impresionante artículo de 2016 muestra que las tasas de duración de la lactancia materna en Italia se mantienen muy por debajo de los estándares recomendados.

Tasas de lactancia materna en Italia

Cualquier lactancia materna             Lactancia materna exclusiva
Al alta                          92%                                                              57%
3 meses                      72%                                                               49%
6 meses                      58%                                                                 5%
12 meses                    33%

Lauria, L., Spinelli, A., & Grandolfo, M. (2106). “Prevalence of breastfeeding in Italy: A population based follow-up study.” Annali dell’ Istituto Superiore de Sanita 52:3, 457-461.

Las investigaciones confirman que varios tipos de variables, enumeradas a continuación, hacen que las mujeres no comiencen a amamantar o abandonen la lactancia materna en el primer año de vida de su bebé.

Variables Demográficas
Las variables demográficas que disminuyen la iniciación y duración de la lactancia materna incluyen:
·      tabaquismo prenatal
·      bajo nivel socioeconómico
·      tener un embarazo no planeado o no tener una pareja
·      tener un nivel educativo inferior
·      obesidad que causa un retraso en la subida de la leche

Variables Sociales
Las variables sociales que disminuyen la iniciación y duración de la lactancia materna incluyen:
·      dar a luz en un hospital que no esté designado por la OMS como hospital "Amigo del Niño".
·      volver al trabajo cuando el bebé es pequeño
·      falta de decisión prenatal sobre la lactancia materna
·      preocupación por la lactancia materna en público

Variables biológicas
Las variables biológicas que disminuyen la lactancia materna incluyen:
·      prematuridad, enfermedad, ictericia o lengua anclada en el bebé
·      Una madre que tiene problemas físicos como pezones adoloridos, congestión, mastitis o conductos tapados antes de que el bebé tenga cuatro semanas de edad. (El dolor durante la lactancia materna o después de una cesárea aumenta el proceso inflamatorio del cuerpo, causando cambios neuro-hormonales asociados con la depresión).

Variables Psicológicas
Las variables psicológicas que disminuyen la lactancia materna incluyen
·      falta de apoyo de la pareja, o angustia marital
·      depresión y ansiedad posparto. (Las madres que tienen dolor durante las primeras dos semanas después del parto, y no reciben la ayuda que necesitan, son más propensas a tener depresión posparto a los dos meses. Las hormonas de la lactancia ayudan a proteger a las mujeres de la depresión posparto).

La teoría de los "Touchpoints" del Dr. T. Berry Brazelton nos recuerda que los hitos del desarrollo de un bebe (como voltearse, pararse y caminar, o el inicio de la distracción o la ansiedad ante un extraño) pueden interrumpir temporalmente los patrones de alimentación del bebe. La buena noticia es que estos hitos del desarrollo son predecibles; los padres pueden anticiparlos, si se les enseña a hacerlo. Pasos para una Lactancia Exitosa de HUG Your Baby ofrece información para los padres y los profesionales que les atienden acerca de cómo y cuándo es probable que el desarrollo del bebé afecte la lactancia materna. Ayudar a las madres a anticiparse y resolver los problemas en torno a estos cambios predecibles promueve la duración de la lactancia materna.

La educación sobre la lactancia materna comienza preferentemente antes de que nazca el bebé, cuando las mujeres y sus parejas escuchan las recomendaciones internacionales, descubren cómo las opciones de parto de una mujer pueden afectar la lactancia materna futura y aprenden cómo se comunican los bebés. Antes de que nazca su bebé, toda mujer necesita saber cuándo buscar ayuda y a quién llamar si tiene alguna pregunta sobre la lactancia materna o la salud de su bebé. Retrasar el cuidado de un problema de lactancia puede resultar en agregar leche de fórmula o dejar de amamantar todo junto.

Las madres también necesitan saber que las recomendaciones de lactancia materna para las primeras dos semanas de vida no siempre se aplican al bebé de mayor edad. Por ejemplo, las madres aprenden que menearse puede ser una señal temprana de alimentación. Sin embargo, un niño de un mes que se está amamantando bien exhibirá un sueño Activo/Ligero normal. La lactancia materna algunas veces se vuelve problemática cuando las madres continúan tratando de amamantar a su bebé cada vez que se menea por la noche. Se sabe que el uso de pañales y chupetes interfiere con la lactancia materna temprana. Sin embargo, una vez que la lactancia materna esté bien establecida, estas técnicas tranquilizadoras no interrumpen la lactancia materna si se utilizan con éxito con bebés lactantes que tienen un mes de edad. Las madres que han aprendido a buscar 3-6 deposiciones al día en el recién nacido pueden pensar que la lactancia materna ya no es efectiva cuando el patrón de deposición del bebé mayor se altera en respuesta a los cambios normales y predecibles en la composición de la leche materna.

Aunque los asesores de lactancia y las consejeras de lactancia tienen habilidades para dar seguimiento a problemas específicos de lactancia, los Maestros HUG Certificados están en una posición clave para ayudar a los padres a entender el comportamiento normal del recién nacido, leer el lenguaje corporal de su bebé y anticipar el desarrollo cambiante del bebé en los meses venideros. Esta educación y apoyo fortalecerá a las familias, ayudará a las madres a alcanzar sus metas de lactancia materna y mejorará los resultados de salud pública.

Bibliografía
Bergman, J. & Bergman, N. (2013). Whose choice? Advocating birth practices according to baby’s biological needs. Journal of Perinatal Education, 22(1), 8-13.
Bertino, E., Varalda, A., Magnetti, F., Nicola, D., Cester, E., Occhi, L., Perathoner, C., Pradi, G., Soldi, A. (2012). Is breastfeeding duration influenced by maternal attitude and knowledge? A longitudinal study during the first year of life. Journal of Maternal-Fetal and Neonatal Medicine, 25(53), 32-36.
Blyth, R., Creedy, D., Dennis, C. et al. (2009). Effects of maternal confidence on Breastfeeding duration: An application of Breastfeeding self-efficacy theory. Birth, 29 (4), 278-284.
Borra, C., Iacovau, M. & Sevilla, A. (2014). New evidence on breastfeeding and postpartum depression: The importance of understanding women’s intention. Maternal Child Health Journal, Retrieved http://link.springer.com/article/10.1007%2Fs10995-014-1591-z#page-1
De Jager, E., Skouteris, H., Broadbent, J., Amir, L, Mellor, K. (2013). Psychological correlates of exclusive breastfeeding: A systematic review. Midwifery, 29(5), 506-518.
Hinsliff-Smith, K., Spencer, R., Walsh, D. (2014). Realities, difficulties, and outcomes for mothers choosing to breastfeed: Primigravid mothers’ experiences in the early postpartum period (6-8 weeks). Midwifery30(1), 14-19.
Kadivar, M. & Mozafarinia, M. (2013). Supporting fathers in a NICU: Effects of the HUG Your Baby program on father’s understanding of preterm infant behavior. Journal of Perinatal Education22(2), 113-119.
Kendall-Tackett, K. (2010). Four research findings that will change what we think about perinatal depression. Journal of Perinatal Education, 19(4), 7-9.
Lauria, L., Spinelli, A., & Grandolfo, M. (2106). “Prevalence of breastfeeding in Italy: A population based follow-up study.” Annali dell’ Istituto Superiore de Sanita 52:3, 457-461.
Liu, P., Qiao, L., Xu, F., Zhang, M., Want, Y., Binns, C. (2013). Factors associated with breastfeeding duration: a 30-month cohort study in northwest China. Journal of Human Lactation, 29(2), 253-9.
Meedya, S., Fahy, K., Kable, A. (2010). Factors that positively influence breastfeeding duration to 6 months: A literature review. Women Birth, 23(4), 135-145.
Nugent, K., Keefer, C., Minear, S., Johnson, L. (2007). Understanding newborn behavior and early relationships: The Newborn Behavioral Observation System Handbook. Baltimore, MD: Paul H. Brookes Publishing Company.
Stuebe, A., Bonuck, K. (2011). What predicts intent to breastfeed exclusively? Breastfeeding knowledge, attitudes, and belief in a diverse urban population. Breastfeeding Medicine6(6), 413-420.
Tharner, A., Lujil, M., Raat, H., Ijzendoorn, M., Bakermans-Kranenburg, M., Moll, H., Jaddoe, V., Hofman, A., Verhulst, F., Tiemeier, H. (2012). Breastfeeding and its relation to maternal sensitivity and infant attachment. Journal of Developmental & Behavioral Pediatrics33(5), 396-404.
Wagner, E., Chantry, C., Dewey, K., Nommsen-Rivers, A. (2013). Breastfeeding concerns at 3 and 7 days postpartum and feeding status at 2 months. Pediatrics132(4), e 865-875.

Watkins, S., Meltzer-Brody, S., Zolnoun, D., Stuebe, A. (2011). Early breastfeeding experiences and postpartum depression. Obstetrics & Gynecology, Aug 118 (2 Pt 1), 214-21.